Subidas y bajadas en el mercado energético

Subidas y bajadas en el mercado energético

Rusia y Ucrania, ¿qué tienen que ver con mi factura de la luz?

La invasión rusa de Ucrania nos remueve innumerables sensaciones ante la impotencia que sentimos como individuos. Pero también, a raíz de esta situación, hemos sido conscientes de nuestra dependencia del mercado externo, sobre todo en lo que al sector energético se refiere. Desde ganaderos hasta empresas online, se han visto afectados por esta situación tan singular. Asimismo, como consumidores también hemos sufrido las consecuencias.

El conflicto bélico ha provocado tensiones en el mercado de la energía, especialmente en el caso del gas y el petróleo. Rusia es uno de los principales exportadores y las sanciones económicas impuestas por la Unión Europea están afectando al suministro de esos recursos y a su precio.

El intento de reducir la dependencia energética de Rusia ha provocado que el precio de la electricidad en el mercado mayorista ascienda. Y aun cuando España no depende del gas tanto como el resto de los países de Europa, el precio final se establece por el mercado internacional, por lo que su subida de momento parece inevitable.

Se añade que, a pesar de la presencia de energías renovables en nuestro país, aún no son suficientes para cubrir toda la demanda nacional. Ocurre de igual manera en el resto de Europa, pero a mayor escala, ya que casi la mitad del gas que consumen los países nórdicos procede de Rusia y no hay tanta inversión en energía verde.

En este post intentaremos ordenar los puntos clave de los últimos acontecimientos y cómo estos han influido en el precio de la luz.

¿Quiénes son los actores que intervienen?

Como ya te habíamos avanzado en otros posts, el precio mayorista repercute de manera directa en tu factura de la luz y, a su vez, el coste del gas natural se ha disparado. Además, Rusia es el principal exportador a Europa y el conflicto bélico ha generado una nube de incertidumbre en el viejo continente.

El intento de reducir la dependencia energética de Rusia ha provocado que el precio de la electricidad en el mercado mayorista ascienda.

El gas es una materia prima que se utiliza para producir electricidad, por lo que, si esta sube, la luz también como consecuencia ligada. Y aunque algunos países, entre ellos España, no dependen tanto del gas ruso porque cuentan con otras fuentes como las renovables, éstas aún no son suficientes para abastecer a todo el país. Por lo que todavía se necesita del gas.

A medida que la tensión entre Ucrania y Rusia continúe, el precio seguirá sin bajar y, muy posiblemente, aun cuando el conflicto se frene éste no se ajustará ni a corto ni a medio plazo. Por la ley del mercado marginalista, el proveedor más caro es quien marca el precio de toda la cadena de valor del producto. Es decir, si el precio del gas es elevado, el de la electricidad también.

A esto hay que sumarle que la demanda de gas y petróleo ya era exigente antes de la guerra y esto no ha hecho más que complicarla todavía más.

Las acciones de la Unión Europea y sus consecuencias

Ante las acciones bélicas contra Ucrania muchas empresas decidieron castigar a Rusia mediante el cierre de sus negocios en el país. A su vez, la Unión Europa emitió un paquete de sanciones económicas que frenaron las importaciones europeas de gas. ¿Consecuencias? Su precio sube tanto a nivel europeo como en los mercados internacionales.

El objetivo de las sanciones era ocasionar graves consecuencias a Rusia por sus actos y frustrar su intento de continuar con la agresión. Entre el paquete de sanciones, encontramos prohibiciones relacionadas con la energía:

  • Vender a Rusia material para el refinado de petróleo.
  • Invertir en el sector energético ruso.
  • Se restringen las exportaciones para la industria energética.

Sin embargo, la compra de gas y de petróleo no se han interrumpido del todo. De ahí que se estén buscando alternativas para tratar de no depender en tanta medida del gas ruso, ya que ante estas sanciones se teme que Putin decida cortar el grifo del gas a Europa, lo que perjudicaría especialmente a países como Alemania, donde más del 30% del gas que se consume proviene de Rusia. Sin embargo, muchos coinciden en que es improbable que esto suceda ya que a Rusia no le conviene.

Los Veintisiete pretenden aplicar con firmeza las sanciones a la vez que buscan alternativas para reducir la dependencia del gas ruso y frenar la subida del precio de la luz. Sin embargo, hasta que esto suceda, muchos representantes políticos animan a la población a contribuir en el ahorro de la luz, calefacción y gasolina.

Si quieres saber más sobre cómo el conflicto de Rusia y Ucrania afecta al funcionamiento del mercado de la energía y las posibles alternativas que se plantean, sigue visitando nuestro blog o suscríbete a nuestra newsletter y te avisaremos de los nuevos contenidos que publiquemos. Y si quieres saber más, no dudes en acudir a nosotros a través del Buzón del Experto de nuevo, estaremos encantados de ayudarte.

Últimos posts

¿Cuánto consume una cocina de inducción?

Analizar el consumo de una cocina de inducción, así...

Casas eficientes: consigue un hogar más sostenible

Si tenemos que hacer una obra en casa, estamos...

¿Cuánta electricidad consume un hogar en España?

El consumo de electricidad en una casa varía todos...

Instalación de bomba de calor en tu piso: Una alternativa eficiente y sostenible

La Unión Europea está liderando el cambio hacia una...