Uso de la domótica en casa para ahorrar en la factura de la luz

Uso de la domótica en casa para ahorrar en la factura de la luz

Regulación inteligente y otras formas de aprovechar la domótica para ahorrar luz

Cada vez hay más utensilios que permiten ahorrar en la factura de la luz gracias a tecnologías de bajo consumo, desde las freidoras de aire o las bombillas led hasta la domótica. Precisamente estos sistemas de programación del uso de electrodomésticos y aparatos de la casa son una de las opciones favoritas que garantizan seguridad, confort y ahorro a final de mes en la factura de la luz.

Cómo ahorrar con la domótica en casa

Los sistemas de domótica permiten mejorar la eficiencia energética del hogar y conseguir una disminución del consumo anual entre un 25 y 30 %, sin renunciar a nada.

Controlando la climatización

La temperatura de la vivienda se puede ahora controlar a distancia gracias a la domótica en casa. De esta manera no hace falta que la calefacción esté encendida sin no hay nadie en la vivienda y, con ello, consumiendo energía o gas.

Es más, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA) recomienda ajustar la temperatura a 20 – 21º C y vestir con ropa de invierno en casa. Ya que por cada grado que se incrementa la temperatura de un edificio, el consumo energético aumenta un 7 %.

Los avances en domótica permiten controlar la temperatura de la vivienda a través de dispositivos y aplicaciones móviles. De esta manera, en lugar de tener la calefacción o el aire acondicionado puesto todo el día, se puede encender solo cuando haya gente en la vivienda.

Termostatos para controlar el consumo

Gracias a la domótica en casa se puede controlar el consumo energético de los usuarios y adecuarlo según convenga mejor o no. Por ejemplo, si se tiene contratada una tarifa con discriminación horaria, el kilovatio tiene un precio más bajo o alto, según la franja horaria.

Si se tiene un termostato, es más fácil controlar el gasto energético y programarlo para solo consumir en las horas más baratas o intermedias (valle o llano). Aunque, la domótica no solo está limitada a tarifas con discriminación horaria, sino que también se puede aplicar al resto. El objetivo es controlar el gasto energético, en función de los hábitos de consumo de cada uno.

Programando los electrodomésticos

De la misma manera que se puede controlar el gasto o la temperatura de las habitaciones, la domótica también permite programar el uso de algunos electrodomésticos.

Por ejemplo, si se sabe a qué hora es más barato poner la lavadora, se podrá planificar para que inicie el programa de lavado en la franja más económica. Y así, con el resto de los electrodomésticos como el lavavajillas o el horno.

De esta manera, se puede programar el cocinado de un plato para que esté listo para servir cuando se llegue a casa.

Configurando la iluminación

El control de la iluminación fue de los primeros pasos en la domótica. Muchos edificios instalaron luces con sensores de movimiento para el ahorro energético. Ahora, las bombillas inteligentes llegan a los móviles para controlar el encendido y apagado.

Pero esto no es todo, los últimos sistemas de iluminación se autorregulan en función de la luz solar, similar a la función del brillo automático del móvil. Asimismo, también se puede integrar el control de toldos, persiana y cortinas para aprovechar al máximo la luz del sol.

Gestionando los paneles fotovoltaicos y el cargador del coche eléctrico

Para aquellos que hayan dado un paso más en la movilidad sostenible, ya sea mediante la instalación de placas solares o instalando un cargador para su coche eléctrico, la domótica también puede mejorar la eficiencia energética.

En el caso de las placas solares, se puede programar el consumo de un electrodoméstico para aprovechar la máxima producción de la placa solar. O si se tiene un sistema de calefacción eléctrica, programar los radiadores para que calienten la vivienda de igual forma.

En el caso de los conductores de vehículos eléctricos, los cargadores tienen un dispositivo que garantiza la seguridad de la carga, y permite el control del consumo a través del móvil. De esta manera, se podrá controlar y regularizar la carga del vehículo para que coincida en las horas más baratas.

¿Qué es la domótica?

Este término, a veces tan confuso, significa ‘casa automática’ y se trata de todos aquellos sistemas tecnológicos que sirven para garantizar el confort y la seguridad de la vivienda.

La domótica en casa permite dar respuesta a los nuevos hábitos de consumo, haciendo de los hogares polifuncionales, flexibles y personales.

Beneficios de la domótica en casa

De acuerdo con el estudio realizado por la IDEA, en base a un caso práctico, el ahorro de energía en una vivienda gracias a la domótica se resume en:

  • Iluminación: 80 %.
  • Aire acondicionado: 25 %.
  • Pequeño electrodoméstico: 20 %.
  • Calefacción: 17 %.
  • Agua caliente: 11 %.
  • Ordenador: 10 %.

Si tienes alguna duda sobre este tema o alguna sugerencia que nos quieras comunicar, te invitamos a escribirnos en nuestro Buzón del Experto. Estaremos encantados de poder conversar contigo.

Últimos posts

Necesito electricista: Guía completa para encontrar al profesional adecuado

En el día a día, pueden surgir imprevistos relacionados...

¿Cuál es la temperatura ideal del aire acondicionado para dormir?

Ahora que ya hemos entrado de lleno en el...

¿Cuánto consume una cocina de inducción?

Analizar el consumo de una cocina de inducción, así...

Casas eficientes: consigue un hogar más sostenible

Si tenemos que hacer una obra en casa, estamos...