Trucos y consejos para ahorrar en la cocina

Trucos y consejos para ahorrar en la cocina

¿Cómo ahorrar energía en la cocina?

La reunión de electrodomésticos de alto consumo se celebra en la cocina, sin ninguna duda. Mucho podemos intentar ahorrar, pero al final: la vitrocerámica, la nevera, el horno, la lavadora y el lavavajillas están ahí y, por ende, el consumo.

Con el fin de ahorrar en la factura de cada mes es fundamental adoptar una serie de hábitos que permitan realizar las tareas del día a día sin desaprovechar energía, en especial, en esta parte de tu hogar.

¿Cuál es el consumo medio de una cocina?

La cocina es la habitación de la casa que más gasta, de acuerdo con el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE) un hogar medio consume cerca de 4.000 kilovatios-hora (kWh) al año, es decir, una quinta parte de toda la energía que se emplea en España.

En el caso de la cocina, ya solo sumando el frigorífico , el horno, la vitrocerámica y el lavavajillas, acaparan más del 40% de esta cantidad.

Comparados con estos grandes consumidores, otros aparatos que están funcionando las 24 horas del día, como el router wifi, tienen una incidencia bastante menor en la factura; pensemos que estos pequeños electrodomésticos tienen potencias eléctricas que rondan los 5 W, mientras que un cargador de móvil en pleno funcionamiento puede acercarse a los 15 W y unos 200 W cualquier ordenador de sobremesa de gama media.

Claves para ahorrar energía en la cocina

Que la factura salga disparada a final de mes es un plato que nadie quiere probar, por eso es esencial saber optimizar el uso de la electricidad en casa, y más cuando la cocina supone el 50% del consumo de energía del hogar. Siempre hay pequeñas acciones tanto en la compra de electrodomésticos como en su propio uso que son claves para ahorrar energía en la cocina:

  • Compra electrodomésticos eficientes: sobre un consumo medio de todas las categorías de aparatos, una lavadora con clasificación “A+++” consumiría menos de un 30%, mientras otra con clasificación “G” gastaría más de un 125% de ese mismo valor. Para que te hagas una idea, entre dos lavadoras similares, con las mismas prestaciones, pero con clasificaciones energéticas diferentes, el consumo en un uso estándar a lo largo de un año puede ser muy diferente, unos 73 euros de ahorro al año.
  • Los utensilios de cocina. Si utilizas las tapas de los recipientes ahorrarás hasta un 25% de energía. Además, si empleas recipientes con fondo grueso que repartan mejor el calor en todo el recipiente conseguirás una cocción óptima. Según el IDAE, si dejamos la olla abierta con un fondo que difumine mal el calor, mantener en ebullición 1,5 litros de agua exigiría una potencia de 850 W, frente a los 150 W que se necesitarían con una olla a presión con fondo grueso.
  • Usa bombillas LED: las bombillas LED duran más que las bombillas CFL. Con 50.000 horas de vida, un LED supera fácilmente los promedios de 1.000 horas de las luces fluorescentes compactas.

¿Qué electrodomésticos consumen más en la cocina?

El frigorífico

Es el electrodoméstico que más consume de todo el hogar (662 kWh): se lleva más del 30% del consumo todos los electrodomésticos. Es decir, puede llegar a ser la suma de la lavadora, el televisor y el lavavajillas juntos.

Por eso, lo mejor, es evitar quedarse pensando delante de la nevera, ya que cuanto más tiempo este abierta, más temperatura pierde y necesitará de más energía para equilibrarse de nuevo.

Consejo: recuerda cerrar bien la nevera y no introduzcas alimentos muy calientes, sino necesitará un chute extra de energía para enfriarlos.

El horno

Las claves para ahorrar con el horno son las siguientes, y casi de sentido común:

  • Evita abrirlo mientras esté en funcionamiento. Cada vez que lo haces, perderás más del 20% de la energía acumulada en su interior.
  • Intenta cocinar varios alimentos a la vez, mucho mejor.
  • Aprovecha el calor residual, apagando el horno un poco antes de finalizar la cocción.

La lavadora

A la hora de hacer de poner la lavadora, que consume unos 255 kWh, deberás tener en cuenta los siguientes tips:

  • Asegúrate de aprovechar al máximo la capacidad de tu lavadora.
  • Baja la temperatura, por cada grado de más. la máquina realizará un mayor esfuerzo. Y al fin y al cabo, la ropa seguirá estando igual de limpia bien se lave a 60 o a 30 grados.

El lavavajillas

Para lavar los platos, siempre es mejor utilizar el lavavajillas (246 kWh) antes que fregar a mano, porque dejar el grifo abierto de agua caliente para fregar supone un gran desperdicio de agua y energía.

Según datos de la OCU, el consumo de agua en el fregadero es de 88,8 litros diarios de media, es decir, un 26% del gasto total de agua en el hogar. Si utilizas un lavavajillas eficiente, el consumo al día resulta ser inferior a 54,2 litros.

Es decir, que si empleas el lavavajillas cinco días a la semana terminarás ahorrando 42,6 euros en tu factura anual.

Consejo: siempre que uses el lavavajillas, hazlo cuando esté lleno y con programas ecológicos, tardará más tiempo, pero el ahorro te compensará en la factura.

La secadora

Otro de los electrodomésticos que más consumen de la cocina es la secadora (270 kWh). La mejor alternativa es tender la ropa al sol o usar un alto centrifugado en la lavadora que requiera después un menor tiempo de secado. Además, limita su uso a situaciones que realmente lo necesiten y cuando este lleno, con las prendas bien centrifugadas.


¿Tienes alguna duda? Háznosla llegar a través de nuestro Buzón del Experto, estaremos encantados de responderte.

Últimos posts

¿Cuánto consume una cocina de inducción?

Analizar el consumo de una cocina de inducción, así...

Casas eficientes: consigue un hogar más sostenible

Si tenemos que hacer una obra en casa, estamos...

¿Cuánta electricidad consume un hogar en España?

El consumo de electricidad en una casa varía todos...

Instalación de bomba de calor en tu piso: Una alternativa eficiente y sostenible

La Unión Europea está liderando el cambio hacia una...