¿Cómo saber si la potencia contratada es la correcta?

¿Cómo saber si la potencia contratada es la correcta?

Cómo saber la potencia que necesito

La potencia eléctrica es clave para el ahorro energético de una vivienda, ya que es un coste fijo de la factura de la luz, por lo que, aunque se disminuya el consumo, el término de potencia siempre tendrá el mismo precio final. La potencia limita el número de aparatos que se pueden conectar a la vez. El problema viene cuando la potencia contratada es demasiado elevada pues, aunque se podrán usar simultáneamente varios electrodomésticos, si los consumidores no conectan tantos al mismo tiempo, se estará pagando demás sin necesidad.

¿Cómo saber si la potencia contratada es la correcta?

Para saber qué potencia se tiene contratada se puede revisar  la factura de la luz, y este número vendrá especificado en kilovatios (kW).

Uno de los detalles más significativos que señalan que la potencia contratada no es la correcta es cuando ‘saltan los plomos’. Ya que la potencia contratada limita el número de electrodomésticos que se pueden conectar a la vez sin que salte el Interruptor de Control de Potencia (ICP).

Cuanto mayor sea la potencia, mayor número de electrodomésticos se pueden encender a la vez, pero claro, también supondrá un mayor coste.

Cómo calcular la potencia eléctrica recomendada en una vivienda

Para saber la potencia eléctrica recomendada para la vivienda, hay que tener en cuenta:

  • El consumo de los electrodomésticos que hay.
  • Número de personas que viven en el hogar.
  • Tamaño de la vivienda.
  • Tip de iluminación, si es led o de bajo consumo.

Con estos datos se hace una estimación de la potencia recomendada. Por ejemplo, la suma del consumo de los electrodomésticos:

  • Lavadora: 1,5 kW.
  • Nevera: 0,5 kW.
  • Lavavajillas: 2 kW.
  • Televisión: 0,5 kW.
  • Microondas: 1 kW.
  • Horno: 2 kW.
  • Calefacción: 2 kW.

La suma de todos es: 9,5 kW.

 Ahora, hay que tener en cuenta el factor de simultaneidad, es decir, número de vez que pueden estar conectados a la vez los electrodomésticos. Para este caso 0,25 = 3,375 kW.

A esto hay que sumarle 1 kW, ya que es el mínimo que hay de potencia contratada. Por lo que la potencia contratada para todos esos electrodomésticos debe ser como máximo de 3,37 kW. Hay que tener cuenta también que no suelen funcionar todos a la vez.

Cómo saber qué potencia eléctrica tengo contratada

La potencia eléctrica viene señalizada en la factura de la luz, en el apartado de facturación, bajo el concepto de término de potencia. En alguna pueden aparecer dos precios diferentes para la misma potencia contratada, uno para las horas valle (las más baratas) y otro para las horas punta (las más caras).

¿Qué pasa si tienes más potencia contratada de la que necesitas?

Las consecuencias de tener más potencia contratada de la que se necesita es que se estará pagando de más cada mes por algo que no se usa.

Potencia 4,4 kW


Número de días

Precio del kWh

Potencia

Total sin IVA

26

0,090527 €/kWh

4,4

10,89 €

37

0,078235 €/kWh

12,73 €

En este ejemplo, el coste final es de 23,63 €.

Potencia 3,3 kW


Número de días

Precio del kWh

Potencia

Total sin IVA
   
26   
   
0,090527   €/kWh    
   
3,3   
   
7,76 €   
   
37   
   
0,078235   €/kWh   
   
9,55 €   

Para este caso, el coste final sería de 17,31 €.

Es decir, si se tiene más potencia contratada de la que se necesita, se pueden llegar a pagar más de 5 euros de diferencia todos los meses.

¿Hay una potencia para cada tipo de vivienda?

El tamaño de la vivienda influye en la potencia contratada que se vaya a necesitar, además del nivel de consumo.

  • Equipamiento básico: electrodomésticos de uso habitual.
  • Equipamiento medio: electrodomésticos, sistemas de climatización, horno y secadora.
  • Equipamiento alto: lo mismo que los anterior además de piscina y calefacción eléctrica.

Según la superficie y el tipo de equipamiento se recomienda una potencia u otra:


Tamaño

Básico

Medio

Alto

Hasta 60m2

3 kW

3,45 kW

4,6 kW

Hasta 90m2

3,45 kW

5,75 kW

Hasta 140m2


5,75 kW

5,75 kW

6,9 kW

Superior a 140m2

5,75 kW

6,9 kW

8,05 kW

Equipamiento

Frigorífico, lavadora, microondas, etc.

Aire acondicionado, horno eléctrico, secadora, etc.

Calefacción eléctrica, piscina, etc.

¿Cuánto cuesta cambiar la potencia contratada?

Tanto bajar como subir la potencia se debe hacer bajo unas condiciones específicas y pagando un coste que hay que abonar a la distribuidora en base a una serie de derechos del alta.

  • Derechos de extensión: 17,37 €/kW + IVA.
  • Derechos de acceso: 19,70 €/kW + IVA.
  • Derechos de enganche: 9,04 € + IVA.

¿Cuánto cuesta subir la potencia contratada?

El coste que supone subir la potencia contratada es de aproximadamente 45 euros por cada kW extra, en cuestión de derechos de extensión, enganche y acceso que se pagan a la distribuidora.

¿Cuánto cuesta bajar la potencia contratada?

El coste por bajar la potencia es de unos 11 euros sin importar cuántos kW se deciden bajar. Aparecerá reflejado en la factura de luz como ‘derecho de enganche’.


banner para suscribirse a la newsletter y recibir los mejores trucos y ofertas para ahorrar en la factura de la luz

¿Tienes alguna duda? Háznosla llegar a través de nuestro Buzón del Experto, estaremos encantados de responderte.

Últimos posts

¿Cuánto consume una cocina de inducción?

Analizar el consumo de una cocina de inducción, así...

Casas eficientes: consigue un hogar más sostenible

Si tenemos que hacer una obra en casa, estamos...

¿Cuánta electricidad consume un hogar en España?

El consumo de electricidad en una casa varía todos...

Instalación de bomba de calor en tu piso: Una alternativa eficiente y sostenible

La Unión Europea está liderando el cambio hacia una...