¿Qué tipo de tarifa me conviene para gastar menos en luz?

¿Qué tipo de tarifa me conviene para gastar menos en luz?

Saber lo que tienes contratado es el primer paso para el ahorro

La mayoría de los consumidores desconoce el tipo de tarifa de la luz que tiene contratado con su compañía. Y en muchos casos, un simple cambio a la modalidad más adaptada a nuestro sistema de consumo sería una forma sencilla y rápida de bajar el gasto en electricidad.

Te detallamos cuáles son los elementos a tener cuenta antes de modificar el contrato con tu compañía o, lo que suele ser más ventajoso, para decidir un cambio a una comercializadora que ofrezca el mejor plan acorde a tus necesidades y hábitos de consumo eléctrico

Acomodarse a un servicio del que llevamos años disfrutando, normalmente sirve para dejar pasar oportunidades interesantes de otros jugadores. Además, como sucede en los bancos, las aseguradoras o las operadoras móviles, se tiende a tratar mejor a los nuevos clientes que a los que llevan años siendo fieles. Conocer lo que se mueve en el mercado eléctrico te servirá para acertar y ser tú quien sale ganando.
Término fijo de potencia y consumo eléctrico

Ya hemos hablado en otro post del término fijo de potencia y cómo debe ajustarse para rebajar la factura de la luz, midiendo correctamente nuestras necesidades reales para no pagar excesos, pero el precio del Kwh es otro epígrafe importante del gasto total, que está sujeto a fluctuaciones de un tipo de contrato a otro y de una compañía a otra. El tercer concepto es el que suma los impuestos y tasas que suponen más del 60 % de la cantidad a pagar; desgraciadamente, con esa parte no podemos jugar, ya que está regulada por el gobierno y se mantiene exactamente igual sea cual sea la tarifa y el operador elegido. Intentaremos darte datos que sí son útiles y pueden suponer un ahorro, si estás dispuesto a hacer los cambios que te convienen, dejando de lado esa extraña fidelidad que nos une durante años a una compañía, incluso sabiendo que puede haber ofertas más beneficiosas para nosotros.

Mercado libre o mercado regulado, ¿quién me ofrece un precio mejor?

La primera decisión a tomar es si te interesa acudir al mercado libre o al regulado. Y aquí te explicamos la diferencia.

El mercado regulado es el que toma como referencia de precio el marcado por el Gobierno, a partir de la subasta diaria que establece precios de hora en hora. Si gestionas bien tu consumo, buscando las franjas horarias con precios más baratos para concentrar en ellas el mayor consumo, se notará el ahorro en la factura final. Pero esas tarifas para cada hora del día pueden variar a lo largo de la semana, lo que requiere un esfuerzo y atención que no todo el mundo está dispuesto a asumir.

En el mercado libre, por el contrario, son las comercializadoras las que diseñan su oferta comercial, con diferentes tipos de tarifas y condiciones. Comparar unas tarifas con otras en este caso es complicado, por la cantidad de variables que es necesario contemplar. La dificultad de entender la factura eléctrica es paradigmática y ha dado lugar incluso a bromas, memes y monólogos legendarios; alguien decía que si te explicaban la factura de la luz y la entendías, era porque te la habían explicado mal. En este blog nos hemos propuesto facilitar las cosas, pero ya contamos con que el reto será exigente.

Tarifa fija para despreocuparte o con tramos horarios para amantes del reloj

Entre las diversas posibilidades que ofrecen las compañías, siempre hay una tarifa fija. Con este tipo de tarifa sabrás cuánto vas a pagar por la luz, sin necesidad de estar mirando el precio cada hora, ya que tendrás el mismo precio durante todo el día. Lógicamente, el precio suele estar en un punto intermedio entre el mínimo y el máximo previsto para periodos largos, lo que lleva a las compañías a hacer estimaciones bastante complejas de evolución de precios y hábitos de consumo de sus clientes actuales y potenciales, que normalmente se sitúan en un nivel de precio “seguro” para garantizar la rentabilidad de cualquier contrato.

En 2021 se establecieron para este tipo de contratos tres franjas horarias estables: punta, llano y valle, con nombres bastante descriptivos, para ayudarte a decidir en qué momento puedes ahorrar más, con una sencilla planificación.

La ventaja para el consumidor está en la tranquilidad de pagar una tarifa constante acordada previamente, para tener la comodidad que da despreocuparse del momento en que pone en marcha la lavadora. A la vista del precio al que está el mercado regulado, incluso es posible encontrar compañías con el precio de la luz más barato en el mercado libre.

Si eliges una opción con tramos horarios diferenciados, ya sabes que te toca estar pendiente del reloj, para poder optimizar el gasto eléctrico. En 2021 se establecieron para este tipo de contratos tres franjas horarias estables: punta, llana y valle, con nombres bastante descriptivos, para ayudarte a decidir en qué momento puedes ahorrar más, con una sencilla planificación. Muchos consumidores creen que ese pequeño esfuerzo compensa económicamente las molestias.


Elegir la tarifa que más te conviene es una decisión importante que implica diferencias de coste en la factura. Por eso es necesario acceder a información actualizada que te permita elegir la compañía y la oferta que más se ajusta a tus necesidades.

Así que te sugerimos que sigas atento a las novedades del blog, a los próximos números de la newsletter y a los consejos que puedes descargarte en la Guía Flash del Ahorro. Seguro que te resulta útil.

Últimos posts

Cuánto se ahorra bajando la potencia contratada

Reducir la potencia contratada en nuestro suministro eléctrico es...

Los mejores consejos para comprar un robot aspirador

Comprar un robot aspirador supone una inversión importante, por...

¿El seguro del hogar cubre averías de electrodomésticos?

Los seguros de hogar incluyen coberturas pensadas para la...

Cómo rebajar la factura de la luz en verano

Cada vez es más habitual que las altas temperaturas...