¿Cuánta electricidad consume un hogar en España?

¿Cuánta electricidad consume un hogar en España?

El consumo de electricidad en una casa varía todos los meses. Por tanto, no nos debe sorprender que el precio de la factura también cambie, especialmente en los meses en los que las temperaturas son más extremas y necesitamos utilizar la calefacción o el aire acondicionado en casa. En este artículo profundizaremos en cuántos kilovatios-hora se consume de media al día en España.

Gasto medio de luz al día

Según el Boletín de Indicadores Eléctricos emitido por el CNMC en 2023, en España se consumió una media de 2.412 kWh al año, es decir, 6,61 kWh al día.

La tendencia, sin embargo, se inclina a consumir cada vez menos electricidad. La reciente subida de los precios de la luz ha encendido todas las alarmas provocando que los hogares busquen formas de intentar reducir la factura.

Factores que intervienen en el consumo energético

El elemento principal de la factura de la electricidad es el consumo. Por eso, conviene conocer qué factores intervienen en el consumo de medio de kilovatios-hora al día para poder utilizarlos a nuestro favor y reducir la cantidad de energía que necesitamos. Estos son los aspectos más importantes:

Tipo de vivienda

El tamaño de la vivienda afecta directamente al consumo eléctrico, especialmente cuando hablamos de aislamiento y climatización. Lógicamente, es más fácil calentar o enfriar una casa pequeña que una más grande. No solo llevará más tiempo, sino que también se necesitan instalaciones más potentes.

Por otro lado, no es lo mismo una vivienda unifamiliar que un piso. Los chalets están completamente expuestos a las inclemencias meteorológicas, mientras que un piso, en parte, se beneficia de las viviendas adyacentes. Si dos viviendas que comparten paredes, suelos o techos se mantienen a una temperatura similar, por tanto, la pérdida de energía térmica será menor.

Ubicación

España es un país con climas muy variados. Mientras que el norte es más lluvioso, en el sur las olas de calor son más intensas. Además, en su zona interior se alcanzan temperaturas más extremas que en localidades de costa. Todos estos factores también afectarán a la necesidad de instalar y utilizar sistemas de climatización.

Por tanto, la ubicación del hogar determina también por ejemplo, la eficiencia de instalar un sistema solar para el autoconsumo, la necesidad de instalar el aire acondicionado, o mismamente la necesidad de una secadora porque el clima no permita tender la ropa al aire libre.

Número de residentes

La cantidad de personas que cohabitan juntas y por tanto consumen electricidad también es uno de los factores principales. Cuantas más personas vivan bajo el mismo techo, mayor será su consumo eléctrico. Por ejemplo, con más personas, se tarda más en cocinar o se gasta más agua caliente.

Orientación

A muchas personas les sorprende que la orientación de una casa sea uno de los factores clave a la hora de calcular el consumo de luz. De hecho, se estima que una mala orientación puede aumentar la factura de la luz en hasta un 70 %. Una casa bien orientada recibirá más horas de sol, por lo que tendrá más luz natural durante el día y necesitará consumir menos energía para calentarse.

Aislamiento

Los muros y ventanas son las vías por las que se escapa la energía térmica. El aislamiento de la vivienda es un factor muy importante a la hora de determinar la eficiencia energética de un hogar. De poco sirve poner la calefacción si la mayor parte del calor se escapa.

Electrodomésticos

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), los electrodomésticos consumen más de la mitad de la energía de un hogar. Varios de estos aparatos se utilizan a diario e incluso el frigorífico está encendido de forma ininterrumpida. Cada vez que se enciende una luz, se pone una lavadora o se cocina en el horno, se está consumiendo luz.

Pero también hay otros dispositivos que se usan todos los días, como el ordenador o la televisión, que intervienen significativamente en el consumo de un hogar, incluso cuando se mantienen en modo reposo.

Ahorra luz con las tarifas de luz más baratas

Reparto del gasto energético en el hogar

El mismo informe del IDAE compara qué porcentaje del consumo eléctrico se destina a cada elemento.

El consumo medio de kilovatios-hora al día se reparte de la siguiente manera:

  • Un 55,2 % a los electrodomésticos
  • Un 11,7 % a iluminar la casa
  • Un 9,3 % a cocinar
  • Un 7,5 % al agua corriente sanitaria
  • El consumo de la calefacción suele ser un 7,4 %
  • Un 6,6 % a los dispositivos que están en modo reposo
  • Un 2,3 % a otros pequeños consumos y a la pérdida de energía.

Además, dentro de los electrodomésticos, el que más consume es, con muchísima diferencia, el frigorífico, que se lleva casi un tercio de la energía (30,6 %, 1,80 kWh al día). Le siguen el televisor (12,2 %, 0,72 kWh al día), la lavadora (11,8 %, 0,70 kWh al día) y el horno (8,3 %, 1,5 kWh por cada hora que se utilice).

Cómo reducir la factura de la electricidad

Conocer la forma que tenemos de consumir electricidad nos puede ayudar a reducir nuestra factura de la luz. Estos son algunos consejos que pueden ayudar a pagar menos a final de mes:

  • Adquirir electrodomésticos eficientes: como hemos comprobado, más de la mitad del consumo eléctrico se concentra en los electrodomésticos. Es importante invertir en aparatos que necesiten utilizar menos energía para cumplir la misma función. Esto es especialmente relevante en el caso del frigorífico, la lavadora o el horno. No hay que olvidar otros como el aire acondicionado o la secadora que, según las necesidades de cada vivienda, pueden volverse imprescindibles.
  • Tener buenos hábitos de consumo: todos hemos oído a nuestros padres regañarnos por no apagar las luces cuando salimos de una habitación. Con eso, nos estaban enseñando a ser responsables con nuestro consumo de luz. Hoy en día, en los que utilizamos más aparatos electrónicos, es muy importante desconectarlos cuando no se están utilizando. Una forma de hacerlo es utilizando enchufes inteligentes o de domótica.
  • Analizar la potencia contratada: la potencia es la cantidad máxima de electricidad que se puede suministrar a la instalación eléctrica al mismo tiempo. Para evitar contratar más potencia de la necesaria, es conveniente conocer cuánto consumen los electrodomésticos que podemos llegar a usar al mismo tiempo.
  • Revisar la tarifa de luz: las empresas eléctricas suelen cambiar los precios de sus tarifas cada cierto tiempo y ofrecer promociones y descuentos. De vez en cuando, revisar las mejores tarifas de luz puede ser una forma de encontrar precios más bajos y ahorrar todavía más en la factura de la luz.
Últimos posts

Necesito electricista: Guía completa para encontrar al profesional adecuado

En el día a día, pueden surgir imprevistos relacionados...

¿Cuál es la temperatura ideal del aire acondicionado para dormir?

Ahora que ya hemos entrado de lleno en el...

¿Cuánto consume una cocina de inducción?

Analizar el consumo de una cocina de inducción, así...

Casas eficientes: consigue un hogar más sostenible

Si tenemos que hacer una obra en casa, estamos...