Impuesto tope al precio del gas: medida temporal para controlar el aumento del coste de la luz en España

Impuesto tope al precio del gas: medida temporal para controlar el aumento del coste de la luz en España

Desde que estalló el conflicto entre Ucrania y Rusia, el precio de la energía se ha disparado. En poco tiempo, el suministro de gas ruso dejó de fluir con tanta libertad hacia los países europeos y eso repercutió en el mercado energético y, por tanto, en la factura de la luz. Ante esta situación de emergencia, el gobierno de España, junto con el de Portugal, puso en marcha una medida para regular el precio, lo que ahora se conoce como el tope del gas o excepción ibérica. A continuación, explicaremos en qué consiste, cómo se calcula y cómo afecta a los consumidores.

¿Qué es el tope del gas en la factura de la luz?

El tope del gas es una limitación del precio del gas que se utiliza para la generación de electricidad. Dicho tope está regulado en el Real Decreto Ley 10/2022, que posteriormente fue modificado y ampliado en el Real Decreto Ley 3/2023. Cuando se puso en marcha este decreto, el precio del gas tenía un tope de 40 €/MWh, que fue subiendo 5 € mensuales a partir de diciembre de 2022, hasta llegar a 59,4 €/MWh en julio de 2023.

Funcionamiento del tope del gas en el mercado eléctrico

Cómo se calcula el precio de la luz

El mercado eléctrico español funciona con un sistema en el que el precio del último MWh que se necesita para igualar la oferta y la demanda establece el precio de toda la energía. Esto quiere decir que si, por ejemplo, un día hace falta generar 100 MWh de energía y se utilizan energías renovables que generan 50 MWh y valen 30 €, energía nuclear que genera 40 MWh a 50 € y estaciones de ciclo combinado que generan los 10 MWh que faltan a 70 €, todas las generadoras que forman parte de la mezcla energética de ese día venderán sus MWh a 70 €.

La energía se empieza a comprar por la más barata. Así, si una compañía pone un precio muy alto a la energía que produce porque, por ejemplo, el coste de conseguir la materia prima es muy elevado, puede ver cómo no vende su energía. A la mayoría de las empresas les interesa generar energía de forma barata, ya que así se aseguran venderla.

Cómo afecta el tope del gas al precio de la luz

El tope del gas es una limitación que se aplica a todas las empresas generadoras de electricidad. Con la subida del precio del gas en los mercados energéticos, lo que ocurría es que muchas empresas que no utilizaban gas para generar electricidad se estaban beneficiando del aumento de los precios, ya que como hemos explicado, el precio lo marca la última central que es necesaria para cubrir la demanda energética del país.

Con el tope del gas se ha conseguido que todas aquellas empresas que no emplean gas solo puedan disfrutar de una parte del precio que tienen que alcanzar las empresas que sí utilizan gas. Si se retoma el ejemplo anterior y no hubiera excepción ibérica, todas las empresas obtendrían 70 €/MWh, por lo que las empresas que usan energías renovables, que en un principio venderían su energía a 30 €/MWh, estarían ganando un amplio margen de beneficios, más del doble por MWh. Además, todos los consumidores verían como su factura de la luz subiría, pues toda la energía se compra a ese precio.

Si se activa el mecanismo del tope del gas, la situación cambia. Las energías renovables y la energía nuclear no ganan 70 €/MWh, sino que se ajustan al tope marcado por ley en ese momento. Por tanto, la luz resulta más barata y a la vez se recortan los beneficios de estas empresas generadoras, conocidos como los famosos “beneficios caídos del cielo”.

Cómo afecta el tope del gas a las compañías eléctricas

¿Y qué ocurre con las que tienen costes de generación de electricidad mayores que el tope que marca la ley? También deben acotarse a ese límite. Es decir, si una empresa que, por ejemplo, genera electricidad a través de un sistema de ciclo combinado con gas natural tiene un precio de 70 €/MWh y el tope del gas se sitúa en 55 €/MWh, estaría “perdiendo” 15 €/MWh.

Para evitar esta situación, el tope del gas contempla una compensación pagada por todos los consumidores. Por tanto, si se activa este mecanismo, las empresas que tengan un precio inferior al tope del gas obtendrán menos beneficios, mientras que las que hayan tenido que poner un precio mayor verán compensada la diferencia entre el precio real y el límite legal.

Cómo se refleja el coste del tope del gas en la factura de la luz

Cómo afecta el tope del gas a los contratos del mercado libre

En el mercado libre, el coste de la compensación del tope del gas aparece como un concepto independiente. Por tanto, los usuarios podrán comprobar exactamente cuánto les ha repercutido esta medida y cómo están contribuyendo.

En muchos casos, este concepto solo aparece después de que se haya renovado el contrato, ya que las comercializadoras cuentan con tarifas en las que se comprometieron a mantener un precio fijo y no podían aplicar el concepto antes de dicha renovación.

Cómo afecta el tope del gas a los contratos del mercado regulado

Los clientes que tienen contratada una tarifa regulada PVPC asumen el coste del tope del gas desde el primer momento. El precio que ofrece Red Eléctrica para el kWh ya incluye la compensación, por lo que los clientes finales no podrán identificar cómo están contribuyendo, pero sí deben saber que este tope también les afecta.

Últimos posts

¿Cuánta electricidad consume un hogar en España?

El consumo de electricidad en una casa varía todos...

Instalación de bomba de calor en tu piso: Una alternativa eficiente y sostenible

La Unión Europea está liderando el cambio hacia una...

¿Gastan mucho las luces del árbol de Navidad?

La preocupación por el consumo energético de las luces...

¿Es bueno apagar la caldera por la noche?

La cuestión de si es conveniente apagar la caldera...