Optimiza tu consumo de energía con la potencia contratada de Podo

Optimiza tu consumo de energía con la potencia contratada de Podo

¿Te ha pasado alguna vez que mientras utilizabas varios electrodomésticos simultáneamente, de repente «saltan los plomos»? Este inconveniente puede ser indicativo de que la potencia eléctrica contratada en tu hogar no es la adecuada. Pero ¿qué implica exactamente este término y cómo puede afectarte?

En este artículo, explicaremos en detalle qué es la potencia contratada eléctrica de Podo, cómo determinar cuál necesitas y cómo ajustarla para optimizar tu factura de luz. La gestión correcta de la potencia eléctrica puede traducirse en importantes ahorros económicos, y ahora te ofrecemos toda la información necesaria para tomar decisiones informadas al respecto. ¡Sigue leyendo para descubrir más!

¿Qué es la potencia eléctrica contratada?

La potencia eléctrica contratada, también conocida como potencia normalizada, es la cantidad de energía que puedes consumir durante un período de tiempo determinado, dependiendo del tipo de instalación eléctrica que poseas.

En 2006, el Ministerio de Industria estableció potencias máximas normalizadas para cada hogar en función de su Interruptor de Control de Potencia (ICP). Este dispositivo corta el suministro eléctrico cuando se sobrepasa la potencia contratada o si la instalación sufre alguna alteración o avería.

El ICP es un componente obligatorio en los cuadros eléctricos de las viviendas desde entonces, ya que regula el suministro de luz. Si tu ICP se desconecta con frecuencia, es probable que tengas una potencia contratada inferior a tus necesidades de consumo, y es recomendable revisar tanto la potencia contratada como la instalación eléctrica en busca de posibles cortocircuitos.

Diferencia entre potencia monofásica y trifásica

Es importante comprender la distinción entre instalaciones monofásicas y trifásicas, ya que esto influye en la potencia eléctrica que necesitarás contratar.

La mayoría de los hogares tienen instalaciones monofásicas, que constan de una fase y una corriente alterna única, requiriendo un solo cable para conectar el circuito eléctrico. Estas instalaciones admiten tensiones normalizadas entre 220 y 230 voltios, con una potencia máxima contratada de 15 kW.

Por otro lado, las instalaciones trifásicas constan de tres fases con corrientes alternas distintas, necesitando tres cables para el circuito eléctrico. Estas instalaciones están diseñadas para consumos muy elevados, con una potencia mínima de 1.039 kW.

¿Cómo saber cuál es mi potencia eléctrica contratada?

Encontrar la potencia eléctrica contratada en tu hogar es sencillo y puede realizarse a través de tu factura de luz, específicamente en la sección de detalles del contrato. Además, en Podo, esta información está disponible en tu Área de Cliente.

Recuerda que la potencia contratada es la capacidad máxima de electricidad que puedes consumir simultáneamente sin sobrecargar el circuito eléctrico, por lo que si consideras que este valor no se ajusta a tus necesidades, puedes gestionar un cambio con tu comercializadora.

¿Cómo calcular la potencia que necesito? Factores que considerar

Determinar la potencia necesaria para tu hogar implica considerar varios factores:

  • Cantidad y consumo de electrodomésticos que utilizas, como lavadoras, secadoras, lavavajillas, placas de inducción, etc.
  • Tus hábitos de consumo eléctrico.

Estos factores determinarán la potencia necesaria para tu hogar. Para ayudarte a estimar la potencia requerida, aquí tienes un resumen del consumo medio aproximado de los principales electrodomésticos:

  • Estudio pequeño: 2,3 kW
  • Apartamento pequeño: 3,45 kW
  • Apartamento medio: 4,6 o 5,75 kW
  • Casas grandes: 6 kW

¿Cuál es la potencia eléctrica recomendada para diferentes tipos de viviendas y negocios?

La potencia recomendada varía según el tamaño y el consumo de la vivienda o negocio:

  • Para viviendas pequeñas o con poco consumo, se recomienda una potencia de 2,3 kW.
  • Viviendas con uso moderado de electrodomésticos suelen optar por 3,45 kW.
  • Viviendas medianas o grandes con un consumo elevado pueden necesitar entre 4,6 y 6 kW.
  • En el caso de empresas, la potencia contratada depende del tamaño del negocio y su consumo eléctrico.

¿Puedo ver la potencia contratada en el contador digital?

Sí, puedes encontrar esta información en tu contador digital, aunque los pasos para acceder a ella pueden variar según el modelo del contador.

  • En contadores con teclado numérico, deberás introducir un código específico para acceder a la potencia contratada.
  • En contadores con botones de desplazamiento, deberás buscar la opción correspondiente al contrato de electricidad y luego la potencia contratada.

¿Cuándo es necesario normalizar la potencia eléctrica contratada?

El proceso de normalización de la potencia contratada puede ser necesario cuando se produce un cambio normativo, si la instalación eléctrica no cumple con los requisitos de seguridad, eficiencia energética o si deseas cambiar tu tarifa eléctrica.

¿Cómo sé si puedo reducir la potencia contratada?

Determinar si puedes reducir la potencia contratada en tu hogar implica evaluar varios factores, como los cambios en tus hábitos de consumo, el tamaño de tu hogar y la eficiencia energética de tus electrodomésticos.

  • Nunca saltan los plomos: si nunca has experimentado cortes de luz repentinos o hace mucho tiempo que no ocurre, es posible que tu potencia contratada sea mayor de lo necesario. Esto es especialmente cierto si has actualizado tus electrodomésticos a modelos más eficientes.
  • Consulta tu contador inteligente: los contadores inteligentes registran información detallada sobre tu consumo eléctrico, incluidos los picos de potencia. Revisar esta información puede ayudarte a determinar si estás utilizando toda la potencia contratada.
  • Pon a prueba tu potencia: conectar todos tus electrodomésticos simultáneamente y observar si el Interruptor de Control de Potencia (ICP) se desconecta puede darte una idea de si estás utilizando toda tu potencia contratada.

¿Cómo puedo calcular la potencia contratada que necesito?

Calcular la potencia eléctrica requerida para tu hogar puede ser un proceso complejo que puede requerir la ayuda de un profesional. Sin embargo, también puedes estimar tu potencia necesaria en función de tus hábitos de consumo y el tipo de electrodomésticos que utilizas.

  • Electrodomésticos de tu hogar: sumar la potencia de los electrodomésticos que planeas usar simultáneamente puede darte una idea de la potencia que necesitas. Por ejemplo, si planeas usar la nevera, la calefacción, la lavadora y la vitrocerámica al mismo tiempo, necesitarás una potencia suficiente para soportar sus demandas combinadas.

¿Por qué reducir la potencia contratada?

Reducir la potencia eléctrica contratada puede resultar en ahorros significativos en tu factura de luz. La potencia contratada es una parte fija de tu factura, por lo que disminuirla puede reducir tus costes mensuales.

Ahorro en la factura: Reducir la potencia contratada puede reducir el término fijo de tu factura de luz, lo que puede resultar en ahorros sustanciales a lo largo del tiempo.

¿Cómo modificar la potencia contratada?

Modificar la potencia contratada es un trámite sencillo que implica contactar con tu comercializadora y solicitar el cambio deseado. En Podo, te asesoran para determinar la potencia recomendada y te ofrecen una oferta personalizada basada en tu consumo histórico.

Costes asociados a cambiar la potencia contratada

Tanto aumentar como reducir la potencia contratada conlleva un coste asociado que varía según el trámite:

  • Aumentar la potencia: los costes incluyen derechos de extensión, acceso y enganche, con un precio aproximado de 60 € por cada nivel de potencia aumentado.
  • Reducir la potencia: el coste es únicamente el derecho de enganche, aproximadamente 9,04 € + IVA.

¿Cuánto puedo ahorrar si disminuyo la potencia contratada?

El ahorro potencial al reducir la potencia contratada puede variar según el grado de reducción y tus hábitos de consumo específicos. Sin embargo, una reducción significativa en la potencia contratada puede traducirse en ahorros considerables en tu factura de luz.

  • Ejemplo de ahorro: por ejemplo, un consumidor que reduce su potencia contratada de 6,9 kW a 3,45 kW podría ahorrar alrededor de 160 euros al año en su factura de luz.

Tiempo de efectividad del cambio de potencia

El cambio de potencia suele tardar entre 15 y 20 días hábiles en hacerse efectivo, sin interrupción del suministro eléctrico durante el proceso.

Optimizar la potencia contratada es esencial para controlar tu factura de luz y evitar sobrecostes innecesarios. En Podo, están comprometidos a ayudarte a tomar decisiones informadas sobre tu consumo de energía. ¡Contáctanos para obtener más información y empezar a ahorrar en tu factura de luz!

Conclusión

En conclusión, optimizar la potencia contratada de tu hogar es fundamental para controlar tu factura de luz y evitar sobrecostes innecesarios. Si quieres saber más de este tema o tienes dudas sobre tu potencia o tarifa eléctrica, puedes contactar con nuestro Buzón del Experto.

Últimos posts

Necesito electricista: Guía completa para encontrar al profesional adecuado

En el día a día, pueden surgir imprevistos relacionados...

¿Cuál es la temperatura ideal del aire acondicionado para dormir?

Ahora que ya hemos entrado de lleno en el...

¿Cuánto consume una cocina de inducción?

Analizar el consumo de una cocina de inducción, así...

Casas eficientes: consigue un hogar más sostenible

Si tenemos que hacer una obra en casa, estamos...