Todo lo que necesitas saber sobre la Tarifa 2ª residencia Repsol

Todo lo que necesitas saber sobre la Tarifa 2ª residencia Repsol

Con la llegada del buen tiempo y de las vacaciones, las segundas residencias se han vuelto a llenar de vida. Pasamos más tiempo en ellas, lo que supone también pagar más en sus facturas de la luz.

Reducir nuestro gasto en electricidad en estas segundas residencias durante nuestro tiempo de ocio es uno de nuestros objetivos, y para conseguirlo es importante contratar una tarifa de luz que se adapte a nuestras necesidades y hábitos de consumo veraniegos.

Además, las características de ambos inmuebles son distintas, por lo que las tarifas de luz que contratemos también deberán serlo.

En la actualidad, hay varias compañías eléctricas que ofrecen tarifas específicas con precios estables y competitivos que pueden ser interesantes para nuestro bolsillo. Una de ellas es la Tarifa 2ª residencia de Repsol, pero ¿en qué consiste?

¿Qué incluye la Tarifa 2ª Residencia de Repsol?

Como su propio nombre indica, se trata de una tarifa pensada para segundas viviendas y ha sido diseñada para que como usuarios disfrutemos de nuestros tiempos de descanso sin tener que preocuparnos del precio de la luz.

Por este motivo ofrece:

  • Un precio promocionado todos los fines de semanas, que empieza a contar desde el viernes a las 15:00h hasta el domingo a las 00:00h, por el que tendremos electricidad a mitad de precio
  • Un precio promocionado durante los meses de verano (desde el 21 de junio hasta el 21 de septiembre). Durante este periodo de tiempo, pagaremos la luz a mitad de precio
  • GRATIS los dos primeros meses del servicio de mantenimiento Asistente 24h en el supuesto de que se contrate, ya que se trata de un servicio opcional

En otras palabras,el Precio Promocionado será aplicable a los consumos realizados entre el 21 de junio y el 21 de septiembre (ambos inclusive), así como a los consumos realizados entre las 15:00h de todos los viernes y las 23:59h de todos los domingos.

El Precio No promocionado será aplicable a los consumos realizados entre el 22 de septiembre y el 20 de junio (ambos inclusive), así como a los consumos realizados entre las 00:00h del lunes y las 14:59h del viernes.

¿Qué supone el contratar el servicio de mantenimiento Asistente 24h?

Con el servicio de mantenimiento Asistente 24h de Repsol, la compañía quiere dar solución a esos pequeños imprevistos con los que nos podemos encontrar en el día a día. Su precio es de 4,99 €/mes e incluye asistencia urgente de cerrajería, fontanería, cristalería y electricidad las 24h; servicio manitas – 3 horas al año de trabajos de bricolaje gratis, con desplazamiento incluido – y asistencia telefónica o a domicilio.

Detalles que debemos saber sobre la Tarifa 2ª Residencia de Repsol

La Tarifa 2ª Residencia de Repsol tiene una permanencia de 12 meses (un año), lo que significa que, si queremos darnos de baja de esta tarifa y cambiar a otro tipo de producto antes de que finalice ese primer año, tendremos una penalización. ¿En qué consiste? En este caso, todo el consumo que hubiésemos realizado durante el periodo de vigencia se nos cobraría a la cantidad intermedia entre el Precio No Promocionado y el Precio Promocionado.

Nuestra recomendación es que, antes de contratarla, estés 100% seguro de que esta opción encaja con tu ritmo durante las vacaciones.

Precio de la luz Precio de la potencia
Horario no promocionado: 0,242667 €/kWh Hora punta: 0,054521 € kW/día
Horario promocionado:0,121334 €/kWh Hora valle: 0,054521 € KW/día

*Precios sin impuestos incluidos

Lo mejor y peor de la Tarifa 2ª Residencia de Repsol

Pros Contras
Precio más bajo en verano y fines de semana Resto del año con el precio más elevado
Gratis los dos primeros meses del servicio de mantenimiento Asistente 24h en el caso de contratarlo

¿Me conviene contratar la Tarifa 2ª Residencia de Repsol?

A la hora de contratar una tarifa de luz para nuestra segunda vivienda, uno de los aspectos que debemos tener en cuenta es que el precio del término de potencia resulte competitivo, ya que nos ayudará a ahorrar y a reducir la parte fija de la factura.

Este factor es importante para que nuestra factura no sea demasiado elevada, sobre todo, durante las temporadas que no estamos en la vivienda y, por lo tanto, no estamos consumiendo electricidad.

¿Qué potencia contratar en la tarifa de luz para nuestra segunda vivienda?

Ajustar la potencia que tenemos contratada al mínimo es una de las medidas que podemos llevar a cabo para ahorrar energía en nuestra segunda residencia. Se trata de un gasto fijo y este se paga independientemente del consumo.

Para no quedarnos cortos, suele ser recomendable valorar los siguientes factores:

  • número de aparatos eléctricos y electrónicos
  • dimensiones de la vivienda
  • personas que suelen residir en la vivienda
  • si se tiene aire acondicionado
  • si se tiene calefacción
  • tiempo estimado que se residirá en la vivienda (no es lo mismo pasar solo los meses de verano que ir cada 15 días)

Además de estos datos, conviene analizar las potencias que utilizan los electrodomésticos que más usamos en época vacacional para funcionar si no queremos que salten los plomos:

Electrodoméstico Potencia
Lavadora 1,5-2,5 kW
Lavavajillas 1,5-2,5 kW
Aire acondicionado 1 – 2 kW
Microondas 0,15 – 2 kW
Televisión 0,2 – 0,4 KW
Frigorífico 0,25 – 0,35 kW
Calefacción 1 – 3 kW

* consumo orientativo de los principales electrodomésticos

En definitiva, piensa en lo que realmente necesitas y elige la potencia que garantice tu confort sin gastar mucho.

Algunas distribuidoras solo permiten realizar un cambio de potencia al año. Así que piénsalo bien antes de hacer cambios, ya que cambiar la potencia contratada no es gratis y conlleva costes adicionales.

En el caso de reducir la potencia, se requiere el pago de los derechos de enganche, que tienen un valor de 10,94 euros (incluido el IVA) para los consumidores residenciales. Por otro lado, si se desea aumentar la potencia, será necesario pagar los derechos de extensión y de acceso, que, en el caso de Repsol, ascienden a 46 euros por cada kW adicional. Si, adicionalmente, se necesita obtener un nuevo Boletín Eléctrico o Certificado de Instalaciones Eléctricas (CIE), el gasto aumentaría en unos 150 euros de media.

¿Conviene dar de baja la luz en la segunda residencia acabado el verano?

En principio no es buena idea dar de baja la luz, aunque la vivienda vaya a estar desocupada la mayor parte del año, ya que volver a reactivar el servicio implica volver a pagar ciertos costes regulados (derecho de acceso, extensión y enganche) y a la larga puede convertirse en un proceso más caro que mantener la tarifa de luz activa.

A eso hay que sumar que la reactivación del suministro eléctrico requiere de entre 5 y 7 días hábiles para que se haga efectivo.

Esperamos que con esta información sepas valorar si la Tarifa 2ª Residencia de Repsol es la mejor para tu segunda vivienda. En caso de dudas, ponte en contacto con nosotros a través de nuestro buzón del Experto.

Últimos posts

¿Cuánta electricidad consume un hogar en España?

El consumo de electricidad en una casa varía todos...

Instalación de bomba de calor en tu piso: Una alternativa eficiente y sostenible

La Unión Europea está liderando el cambio hacia una...

¿Gastan mucho las luces del árbol de Navidad?

La preocupación por el consumo energético de las luces...

¿Es bueno apagar la caldera por la noche?

La cuestión de si es conveniente apagar la caldera...