¿Qué necesito para tramitar el alta de la luz?

¿Qué necesito para tramitar el alta de la luz?

¿Cómo dar de alta la luz

 Durante el proceso de mudanza a una nueva vivienda es importante comprobar el estado de los servicios de energía para saber si hay que dar de alta la luz o el gas, o si, por el contrario, estos han sido habilitados previamente y solo es necesario un cambio de titularidad.

¿Qué necesito para dar de alta la luz?

Para dar de alta la luz hay que ponerse en contacto con la comercializadora e informar de qué tipo de tarifa y potencia eléctrica se quiere contratar.

Para tramitar el alta de la luz, la comercializadora necesitará los siguientes documentos

  • DNI del titular del contrato.
  • Dirección postal del punto de suministro.
  • Potencia eléctrica contratada  en kW.
  • Número CUPS (Código Universal del Punto de Suministro).
  • Contrato de alquiler o escritura de la casa.
  • Certificado de Instalación Eléctrica o Boletín Eléctrico.
  • Número de cuenta bancaria para domiciliar el pago.
  • Licencia de primera ocupación o licencia de apertura para la primera contratación de luz.
  • Cédula de Calificación Definitiva o Cédula de Habitabilidad.

Tras realizar el trámite de la instalación eléctrica en el punto de suministro, se tarda entre 5 y 7 días hábiles en dar de alta la luz en una vivienda.

Dar de alta la luz en una vivienda nueva

Esos son los 5 pasos necesarios para dar de alta la luz.

  1. Asegurarse de que la vivienda tiene instalación eléctrica y en caso negativo ponerse en contacto con la distribuidora local.
  2. Pedir el Boletín Eléctrico que garantiza que la instalación reúne las condiciones necesarias para dar de alta el servicio de luz. Si la validez del Boletín ha expirado, se debe solicitar su renovación, que suele tener un precio de entre los 100 y 150 euros.
  3. Contactar con la comercializadora y detallar el tipo de tarifa y potencia que se quiere contratar.
  4. Entregar la documentación necesaria.
  5. Abonar los derechos de alta: enganche, acceso y extensión.

Dar de alta la luz en una empresa

Tanto para las empresas como la Pymes, el proceso para dar de alta la luz es bastante similar al de un particular. Aun así, hay ciertos documentos que son diferentes:

  • Denominación social de la empresa.
  • CIF y actividad.
  • Datos del representante (indicar el cargo).
  • Datos bancarios.
  • Boletín eléctrico.
  • Código CUPS.
  • Fotocopia del CIF.
  • Código CNAE.

¿Cuánto cuesta dar de alta la luz?

Como se detalla más arriba, dar de alta la luz implica pagar unos costes relacionados con los derechos obligatorios de la distribuidora:

  • Costes de enganche: tipo de derechos que los usuarios tienen que pagar a la distribuidora por el hecho de conectarse a un punto de suministro de red. Su precio está regulado por el Ministerio de Industria Energía y Turismo.
  • Costes de acceso: incluye el transporte y la distribución y otros cargos relacionados con el suministro eléctrico.
  • Costes de extensión: conjunto de actuaciones que lleva a cabo la distribuidora para dar de alta la luz por primera vez. El precio depende de la potencia y los costes de derechos de extensión con IVA. Puede rondar los 17,37 € (sin IVA) y multiplicarlo por kW contratado.

Costes de alta de un nuevo suministro

Tanto para dar de alta un suministro eléctrico como para reactivar uno que lleva sin usarse más de 3 años, hay que abonar un coste extra, además de los anteriores:

  • Derechos de verificación: se paga al llevar a cabo la revisión de la instalación.
  • Depósito de garantía: es la cantidad a entregar en el momento de la contratación, por un importe igual a la facturación teórica mensual correspondiente a cincuenta horas de utilización de la potencia contratada, según lo establecido en el artículo 79 del Real Decreto de 1955/2000.

¿Qué tarifa de luz contratar?

A la hora de contratar una tarifa eléctrica hay que tener en cuenta los hábitos y necesidades de consumo eléctrico. No es lo mismo si convivir con mucha gente o una persona, o también dependerá de la cantidad de aparatos que se conecten al mismo tiempo e incluso de la potencia necesaria para cada uno.

También, hay que fijarse en el precio del kWh y en el precio de la potencia que ofrece cada tarifa:

  • Tarifas con precio estable

Son ofertas de luz donde el precio de la luz es fijo las 24 horas del día. Con esta tarifa se pagará siempre el mismo precio por cada kilovatio hora consumido.

  • Tarifas con discriminación horaria

La tarifa de la luz por horas factura el consumo de luz en función de la hora del día dentro del mercado regulado. Están acogidos a ella todos los consumidores del Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) y se paga menos en base al consumo realizado en determinadas horas. Aquí se encuentran las famosas hora valle, hora llana y hora punta.

  • Tarifas indexadas

En este tipo de tarifa se paga la energía consumida al precio de mercado. El precio de la luz cambia cada hora y cada día, en función de la demanda. En estas tarifas, se abona, además, una cuota mensual que establece la comercializadora pero que no supone un beneficio extra para la compañía.

¿Qué potencia eléctrica contratar?

La potencia contratada determinará el coste del término de potencia, es decir, un coste que aparecerá reflejado en cada una de las facturas y que es independiente del consumo.

Para saber cuánta potencia contratar se puede calcular de distintas maneras:

  • Calculadora de potencia eléctrica, es una herramienta gratuita para estimar el término de potencia. Lo único que hay que hacer es introducir los datos característicos del suministro: los electrodomésticos que se van a utilizar, o el número de personas que habita en la vivienda, entre otros.
  • Cálculo manual: suma las potencias de cada electrodoméstico de la vivienda.
  • Asesoramiento de un electricista: calculará el término de potencia necesario en la vivienda. Esto no es gratuito, pero al final es la opción más fiable y ágil.

Plazo para dar de alta la luz

Para llevar a cabo el alta de la luz y evitar dramas innecesarios, se debe tener en cuenta que el plazo oscila entre los 1 y 8 días hábiles. Durante este periodo, un técnico de la distribuidora irá a la casa para instalar el contador de luz y precintar el Interruptor de Control de Potencia (ICP) de tu cuadro eléctrico.

Si todo sale bien y el técnico de la distribuidora no encuentra ningún fallo en la instalación eléctrica, el plazo seguirá su curso; en caso contrario, podrá alargarse hasta que no se soluciones por cuestiones de seguridad.

Lo mejor es realizar este trámite antes de entrar en la vivienda, ya que el suministro no es inmediato.


¿Tienes alguna duda? Háznosla llegar a través de nuestro Buzón del Experto, estaremos encantados de responderte.

Últimos posts

¿Cuánto consume una cocina de inducción?

Analizar el consumo de una cocina de inducción, así...

Casas eficientes: consigue un hogar más sostenible

Si tenemos que hacer una obra en casa, estamos...

¿Cuánta electricidad consume un hogar en España?

El consumo de electricidad en una casa varía todos...

Instalación de bomba de calor en tu piso: Una alternativa eficiente y sostenible

La Unión Europea está liderando el cambio hacia una...