Cómo ahorrar en la factura de la luz

Cómo ahorrar en la factura de la luz

Trucos para empezar ahorrar en la factura de la luz

Los mejores trucos para ahorrar en la factura de la luz sin renunciar a nada.

10 Consejos para ahorrar en la factura de la luz

La clave reside en hacer un consumo eficiente, evitando las pérdidas de energía innecesarias, además de, por supuesto, elegir una tarifa de la luz acorde a las necesidades de cada hogar.

1. Ajustar la potencia contratada y apostar por la discriminación horaria

Tanto la potencia contratada como el tipo de tarifa elegida influyen directamente en la factura final de la luz.

La potencia contratada es un término fijo en la factura de luz que marca el límite del número de los electrodomésticos que pueden funcionar al mismo tiempo. En el caso de que la energía demandada sea superior demandada ese límite fijado por contrato, saltarán los plomos cada dos por tres. Mientras que, en el caso contrario, si nunca se llega a demandar la potencia suficiente, supondrá un gasto de más en la factura todos los meses.

Por ello, lo más importante para ahorrar luz es asegurarse de si la potencia contratada es la correcta.

2. Invertir en placas fotovoltaicas

Las placas solares se han convertido en uno de los aliados claves para ahorrar hasta un 60 % en la factura de la luz. Además, su instalación es sencilla y el ahorro comienza desde el minuto 0.

Además, como la energía que genere la placa solar no podrá consumirse en su totalidad a cada momento, se puede optar por el autoconsumo con compensación con excedentes, por la cual la energía remanente se verterá a la red eléctrica y la adquirirá la comercializadora elegida a cambio de un descuento en la factura de la luz.

3. Elegir la mejor tarifa

Como siempre, lo mejor es comparar y escoger el mejor precio. En el caso de la tarifa de la luz, se puede optar por el precio fijo o por las tarifas con discriminación horaria, estas últimas disponibles tanto en el mercado libre como en el regulado. Este tipo de tarifas ofrecen tres precios según la hora del día. La tarifa de precio fijo del mercado libre, en cambio, es la mejor opción para aquellos que, o bien no pueden adaptarse a los tramos más baratos de las de discriminación, o bien prefieren consumir a cualquier hora del día con tranquilidad de saber lo que pagarán siempre.

4. Utilizar bombillas LED de bajo consumo

Las bombillas LED consumen entre un 50 y 80 % menos de energía que las bombillas incandescentes, para dar la misma luz. Por lo que son una buena alternativa para ahorrar en la factura de la luz. Lo ideal es hacer la transición paulatinamente, es decir, a medida que las bombillas de casa se vayan fundiendo o estropeando, empezar a sustituirlas por LED.

Pasarse a la iluminación LED puede llegar a suponer un ahorro de 14 euros anuales, según el tipo de bombilla que sustituye. Además, en comparación con las CFL o halógenas, tienen una vida útil mucho más larga y son más respetuosas con el medio ambiente

5. La etiqueta de eficiencia energética de los electrodomésticos

El consumo energético de los electrodomésticos viene determinado, en parte, por su eficiencia energética. Es decir, cuánta energía consumen para funcionar. La etiqueta energética evalúa esta eficiencia mediante una escala que va de la A a la G.

Además, también se verá reflejado en el precio. Por lo que, los electrodomésticos más eficientes serán más caros, pero consumirán menos y tendrán una vida útil mayor. Por ejemplo:

Con estos consejos seguro que se puede llegar ahorrar una considerable cifra en la factura de la luz.


Etiqueta energética

Clase A

Clase C

Consumo energético anual

50 kWh

68 kWh

Coste del producto

1.200 euros

438 euros

Coste eléctrico

12 €/año

16 €/año

6. Apagar los aparatos electrónicos

El famoso consumo fantasma, que supone un gasto energético del 10 % en la factura anual. Un gasto imperceptible pero que está ahí. Muchos aparatos electrónicos no permiten el apagado total, sino que se quedan en modo espera.

Lo ideal es hacerse con regletas inteligentes que permiten conectar los aparatos en control remoto. De esta manera, la regleta apagará de forma automática los aparatos que no estén siendo utilizados.

7. Configurar el termostato

En invierno, la calefacción supone un gasto extra todos los meses. En el caso de tener calefacción eléctrica lo mejor adecuar el consumo según la tarifa contratada. En el caso de la discriminación horaria, evitar encender la calefacción en las horas punta.

Otra opción es conseguir un termostato inteligente que permite programar el encendido y apagado de la misma. Esto ayudará a controlar la calefacción y a evitar que funciona cuando, por ejemplo, no hay nadie en la vivienda.

8. Utilizar una estufa eléctrica

Para aquellos que no necesitan tener toda la casa caliente, es mejor hacerse con una estufa eléctrica portátil que encender la calefacción central. En especial si se vive solo o se está muchas horas fuera de la vivienda, no es necesario calentar el piso al completo sino solo las estancias en las que se va a hacer vida.

9. Aprovechar la luz del sol

El gran aliado en España gracias a sus muchas horas de sol que permiten no solo que una instalación fotovoltaica sea rentable, sino iluminar una vivienda con luz natural.

Aprovechar la luz solar por las mañanas y evitar encender la luz en las estancias de la casa, siempre que la orientación de la vivienda lo permite. Lo mejor, si se teletrabaja, es colocar las mesas de estudio cerca de la ventana.

10. Invertir en domótica

Como ya se ha mencionado, la apuesta por aparatos inteligentes que permiten el control a distancia, como por ejemplo de la calefacción, puede supone un ahorro del 50 % en consumo de la luz.

  • Programar y controlar el consumo de calefacción.
  • Programar el uso de electrodomésticos para que funcionen en las horas más baratas.
  • Grifos con sensores automáticos.
  • Apagar de manera automática los aparatos eléctricos que no se están utilizando.
  • Informes de consumo.

Lo más preguntado

¿Qué horario es el más barato para consumir la luz?

El consumo de la luz dependerá de la tarifa que se tenga contratada, por ejemplo, no es lo mismo la tarifa 8 horas de Iberdrola que las tarifas con discriminación horaria. Lo ideal es conocer las características de la tarifa que se tenga contratada para sacar el máximo partido de ella.

¿Cuándo puedo poner la lavadora para gastar menos?

Depende de la tarifa que se tenga contratada, en el caso de una tarifa con discriminación horaria, lo ideal es poner la lavadora o los fines de semana o entre semana de 8 a 10 de la mañana y de 14 a 18 de la tarde.

¿Qué días es más barata la luz?

En el mercado regulado el precio de la luz cambia cada día a día y a cada hora, por lo que no existe un día concreto en que es más barata la luz. También ocurre en el mercado libre, no existe un día específico en que es más barata la luz, sino que depende del tipo de tarifa que se tenga contratada.


Si tienes alguna duda sobre este tema o alguna sugerencia que nos quieras comunicar, te invitamos a escribirnos en nuestro Buzón del Experto. Estaremos encantados de poder conversar contigo.

Últimos posts

¿Cuánto consume una cocina de inducción?

Analizar el consumo de una cocina de inducción, así...

Casas eficientes: consigue un hogar más sostenible

Si tenemos que hacer una obra en casa, estamos...

¿Cuánta electricidad consume un hogar en España?

El consumo de electricidad en una casa varía todos...

Instalación de bomba de calor en tu piso: Una alternativa eficiente y sostenible

La Unión Europea está liderando el cambio hacia una...